¿Cómo escoger las invitaciones de boda perfectas?

La primera impresión siempre es muy importante y las invitaciones de boda no son una excepción. Son una de las primeras tomas de contacto con el futuro evento y marcan el tono y el tema de tu fiesta de boda.

El primer punto que tienes que tener en cuenta a la hora de escoger invitaciones es tener claro cuál será el tema de la boda para que vaya en consonancia con el mismo. Punto también muy importante es el coste que va a suponer en tu presupuesto ya que el precio de las mismas puede variar notablemente con ciertos detalles como apliques y decoraciones. Te recomendamos que compares precios de varias imprentas antes de tomar la decisión final. En el diseño de las invitaciones, también tienes que tener en cuenta dónde se celebrará la boda, ya que si el lugar de la celebración es fuera de la ciudad, como en un jardín, las montañas o la playa, las participaciones pueden caracterizarse por contener elementos que nos “transporten” a estos lugares.

De acuerdo con el protocolo, las tarjetas se deben diseñar de la siguiente manera:

En la parte alta de la tarjeta deberán ir los nombres de los padres (si la invitación es clásica y son ellos los que invitan). A continuación irán los nombres de los novios y llevarán un tipo de letra de mayor tamaño. Más abajo se indica el lugar de la ceremonia, la fecha y la hora. Lo siguiente será indicar el nombre y el lugar donde se celebrará el banquete y la hora.

Otra duda que suelen tener todos los novios en la planificación de su boda es…

  • ¿Con cuánto tiempo debemos encargar las invitaciones? Tienes que tener claro cual es el tiempo que vas a necesitar para entregarlas, si quieres invitar a mucha gente que vive fuera, etc. Por lo general las invitaciones suelen repartirse dos o tres meses antes de la boda. Y los novios deberían encargar las invitaciones con cinco meses de antelación para que el pedido llegue a tiempo y sin prisas ni agobios!
  • ¿El número de invitaciones? Depende del número de invitados a la boda pero siempre es recomendable encargar 20 o 25 invitaciones a más del número previsto de invitados.